ALCAÑIZ, CIUDAD DEL MOTOR

MotorLand está en Alcañiz porque es una ciudad con una arraigada tradición del motor. En el año 1965, Joaquín Repollés impulsó la competición automovilística en un trazado urbano que se conocería como “Circuito Guadalope”. Contaba un recorrido de 3.890 metros y acogió un total de 33 ediciones hasta 2003, convirtiendo a las calles de la capital bajoaragonesa en un gran referente del automovilismo español.

Por sus calles pasaron grandes figuras del automovilismo como Carlos Sainz, Luis Pérez Sala, Xavier Riera o Jaime Sorsona “Correcaminos”. Pilotaban coches como los Porsche Carrera, el Lancia Stratos o los distintos modelos de Citroën que durante años protagonizaron las carreras monomarca.

Carrera sobre el trazado urbano de Alcañiz en 1969.

Para organizar las carreras, unos meses después del primer campeonato se constituyó el Real Automóvil Club Circuito Guadalope. Pero más allá de aquel Premio Ciudad de Alcañiz, se ha convertido en el impulsor de todo tipo de pruebas en distintas disciplinas automovilísticas. Tras la construcción de Motorland, el Club pasó a colaborar de lleno en la organización deportiva de las competiciones nacionales e internacionales que allí se están celebrando.

Proyecto largamente esperado por la sociedad alcañizana y bajoaragonesa desde que el circuito urbano encontró problemas para acoger pruebas de nivel, el complejo del motor MotorLand Aragon arrancó en el 2006 con competiciones de karting y off road. Las obras, que contaron con prestigiosos diseñadores y expertos del mundo del motor, se completaron en 2009 con la inauguración del circuito de velocidad, emblema del área.